Emberás

En nuestra visita a Ciudad de Panamá conocí a los Emberas. Nada sabía, ni podía imaginar de este pueblo, me  maravilló  su cultura, su sencillez  y calidez. Para mi fue una tremenda experiencia de vida conocer a esta comunidad que vive en la selva del Chagres y sobrevive del turismo porque el gobierno panameño no les dejo otra alternativa, admiración porque tratan de conservar sus costumbres y formas de vida pese al flagelo de ese “progreso” arrasador que no respeta tierra ni formas de vida.

Y esta experiencia comenzó cuando en el  hotel que nos hospedamos  había una chica que ofrecía tour a diferentes e interesantes lugares de Panamá  y con diferentes precios. Decidimos tomar uno de esos tour para tener la oportunidad de conocer a una de las comunidades Emberá.

La chica nos explico que era una comunidad real, de verdad, que vivían dentro de un parque nacional.  El tour  no era para nada barato, pero nosotros queríamos vivir la experiencia.

El tour nos incluía, guía, comida, transporte, entrada al parque nacional por donde pasaríamos para llegar a la comunidad, también una caminata hasta una cascada. Todo muy bien explicado y coordinado. Siempre que uno toma un tour tiene la duda si de verdad es así lo que te ofrecen o esta todo maquillado para que parezca autentico.

Muy puntual a las 7:30 am nos paso a buscar al hotel Aurelanio el chófer del mini bus, pasamos a comprar  fruta para llevar de regalo a la comunidad  y a recoger a María Cruz que era nuestra guía.

Apenas salimos de la ciudad el verde del paisaje se ponía más intenso pequeños poblados aparecían en el camino. Sin darnos cuenta llegamos  al Parque Nacional Chagrés.

El guarda parques  nos recibió cordialmente, hasta nos hizo un regalo, fue muy amable de su parte. Nos hizo sentir muy acogidos.

Luego avanzamos hasta  a un pequeño embarcadero. Nos esperaban dos morenos chicos  vestidos con unas faldas muy bonitas que llaman Guayuco hechas  de mostacillas. Se presentaron como Warro y Alle. La guía nos explico que ellos eran Emberás y que  nos llevarían en su canoa navegando por el río.

Llegaron tres personas más de otra agencia. Nos pasaron los chalecos salvavidas y nos subimos a la canoa. Warro se puso en la proa de la canoa con una vara larga y Alle manejaba el motor fuera de borda que lleva la canoa.

646

Navegando el río Chagres

La canoa era larga y angosta si uno se movía mucho se inclinaba, así que había que ir bien equilibrado.  Maria Cruz nos explico que las canoas las hacen ellos mismos de un árbol llamado espavé, estas canoas son las únicas que resisten las corrientes del río y los raspados de piedras en los bajos.

En ningún momento me sentí insegura en este medio de transporte a veces raspaba en las piedras y Warro empujaba con la vara y hacia avanzar la canoa junto a  Alle estaban muy bien coordinados a cada inconveniente que se presentaba durante la navegación.

canoa

Gente en canoa

Antes mis ojos se aparecía un bosque denso de grandes arboles, hilos de agua se deslizaban por las paredes boscosas para llegar al río, entre los arboles se asomaban techos cónicos de hojas de palma. Una mujer anciana lavaba su ropa en el río, otras canoas iban en sentido contrario al de nosotros, unos niños jugaban tan felices y libres en el río, unos hombres estiraban una red de pesca. Todos muy concentrados en sus actividades.

dsc01643

Río Chagres

Seguíamos por el río como en una carretera con curvas y saltos, a ratos entraba agua dentro de la canoa, yo levantaba los pies para no mojarme, sentía que estaba viviendo una verdadera aventura en la que me sentía una exploradora naturalista descubriendo nuevas especies, en todo caso todo era nuevo para mi, desde los gigantes arboles Panama hasta los aullidos de los monos.

660

Árbol Panamá

Después de un rato navegando por el río nos detuvimos y bajamos de la canoa.

Comenzó la caminata hacia una cascada, subimos por un sendero en medio de plantas exuberantes, una sinfonía de  ruidos nuevos para mi.

Un primer tramo el sendero era seco, luego se puso barroso, pero esto no quitaba lo fascinante del verde paisaje, frutos extraños, plantas de sinuosa figuras, pájaros, mariposas,  aparecían ante nuestros ojos, eramos como niños preguntando a la guía que es esto? y como se llama esto otro? ella no estaba preparada para tanta pregunta de biología Alle que caminaba junto a nosotros apoyaba en las respuestas. Caminamos por un riachuelo donde  el agua llegaba hasta las rodillas eso lo hacia más entretenido.

680

Pájaro

652

Mariposa

679

Planta

Finalmente llegamos una cascada de velo blanco, nos dijeron que podíamos bañarnos, así que  trajes de baños listos y al agua.

dsc01653

Cascada

El agua estaba muy agradable el río tenia suficiente profundidad.  Daniel como un pez se sumergió.

Yo apenas estaba disfrutando de esa maravilla cuando sentí un mordisco que me hizo saltar del agua hacia afuera me asuste mucho porque pensé que era una serpiente como era época de lluvias nos dijeron que las serpientes aprovechan para salir.  Pero no era una serpiente, eran pequeños peces que no se porqué me mordían, demasiado cariñosos para mi gusto.

Después del refrescante baño con peces mordedores volvimos a la canoa y retomamos la navegación por el río hasta que llegamos a la comunidad.

sin-nombre

Emberás con sus guayucos

Fue tan bonito toda la comunidad nos fue a recibir los hombres vestidos con sus Guayucos con hermosas figuras geométricas y las mujeres llevaban el pelo largo y suelto, sobre la cabeza un cintillo de hermosas flores rojas, cubrían sus cuerpos con coloridas faldas de tela, bellos collares de chaquira y pecheras de monedas. Los jóvenes tocaban tambores y flautas. El Cacique y el Noco (lider) nos dieron la bienvenida a la comunidad. A pesar de que habíamos pagado un tour, sentí esa bienvenida sincera, transparente, sentí que me abrían su mundo como quien abre la puerta de su casa para recibir a un amigo.

648

El Noco y su familia

Compartimos la comida que preparo una de las mujeres en un fogón era pescado tilapia con patacon envuelto en una hoja de palma y de postre fruta. Para lavarse las manos tenían una fuente de agua con hojas de limón.

673

Mujer Emberá cocinando patacon

Conversamos con el Noco y con otras personas, del pasado, presente y futuro de la comunidad, futuro incierto para muchos en esta humanidad. Pero para ellos amantes y protectores de la naturaleza  mientras tengan bosques tienen esperanzas de seguir conservando su cultura.

669

Mujer tejiendo un guayuco

667

Mujer Emberá mira como nos alejamos

659

Vivienda Emberá

Libremente recorrimos el poblado, compramos sus artesanías y antes de partir nos deleitaron con su música y danzas fue muy emotivo ver a los pequeñitos danzar porque son ellos los que en un futuro conservaran la cultura.

665

Danzando

img_4667

Bailando

Después de bailar y cantar, escuchar sus historias,  llegó el momento de partir.  Una mujer puso una hermosa corona de flores rojas en mi cabeza, yo le regale al Noco lo único que tenia de Chile una pequeña cajita de metal con el mapa de mi Chile dibujado.  Entre risas y murmullos nos encaminaron hasta la canoa,  mientras nos alejábamos sus siluetas se difuminaban como un espejismo.

681

Hombres Emberás

Me maravilló  de los paisajes, ciudades,  lugares pero también me maravillan las personas, en cada lugar, en cada rincón del mundo hay gente por la cual maravillarse. Siento que cada vez que estrecho una mano conocí a un ser único en el mundo.

677

Niño jugando

Regresamos con sentimientos encontrados por un lado con el corazón llenito de alegría de sentir en mis pies esa tierra Panameña, el olor de la tierra y las plantas, la humedad, el canto de las cigarras y los tucanes, el aullido de los monos, sentir el agua de la cascada con todos mis sentidos, haber podido estrechar la mano de un autentico Cacique y un Noco  Emberá. Pero también con una sensación inquietante cuánto tiempo más podrán  conservar su cultura, por cuánto  tiempo más sobrevivirán del turismo, y si  este turismo esta  respetando  sus formas de vivir sin ser  invasivo, destructivo para las comunidades.

No puedo responderme. Sólo puedo decir gracias Emberás por abrirnos su mundo en  un día.

 

 

 

Gracias por tu tiempo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s