El degú

Hace tiempo en la precordillera conocí a este pequeño y sorprendente roedor endémico de Chile, que eligió el matorral esclerófilo de la zona central como su único hogar en el mundo.

La primera vez que vi a este roedor pensé que era un ratón común, pero luego observe que su cola era diferente, terminaba con un mechón de pelo parecido a una brocha o pincel. En aquel momento, se paraba en sus largas patas traseras y se quedaba observando y escuchando mientras un águila sobrevolaba a baja altura. Al percibir el peligro, corrió debajo de los arbustos secos confundiéndose con las hojas. Rápidamente desaparecía para aparecer luego en otro lugar.

Degú

Degú

El suelo estaba lleno de hoyos, estos hoyos eran como puertas a la superficie. Me llamó la atención que a ratos veía tierra que saltaba como un volcán en erupción desde uno de esos hoyos y se formaban pequeñas montañas de tierra. Lo que me sorprendió, fue ver que eran varios individuos los que estaban excavando.

Su sentido comunitario es sorprendente, las hembras anidan comunalmente y cuidan de las crías de otras hembras. Juntos construyen redes de túneles que les sirven de pasillos y a la vez de madrigueras. Estos túneles tienen múltiples salidas a la superficie. Por eso son tan hábiles en las artes de Houdini, de aparecer y desaparecer. Si uno observa bien, en la superficie se distinguen caminos marcados, son los senderos que usa el degú para ir de una madriguera a otra.

Otra característica comunitaria es la de cuidarse. Por lo general, salen a comer de día, evitando las horas de mayor calor. En todo momento hay un vigía observando atento y cuando siente que la comunidad está en peligro emite un silbido intermitente y todos arrancan a sus refugios.

Otra cosa sorprendente de los degús es que pueden sobrevivir sin agua. Sacan el liquido que necesitan de su dieta diaria que es en base a raíces, cortezas, micro flora y semillas.

Los degú son muy populares como mascotas por sus hábitos diurnos, su personalidad activa, y su tiempo de vida (15 años bajos circunstancias ideales). Además, forman fuertes vínculos con otros miembros de su “clan” y esto se extiende también hacia los humanos que pasan mucho tiempo cerca de ellos.

Quería saber más de este pequeño sorprendente animal y encontré información muy interesante, como por ejemplo, que son propensos a la diabetes, y que por esta razón son usados para investigaciones en este campo. Además, gracias al degú la ciencia en Chile a logrado avances sobre el alzheimer. Por lo visto el degú no es cualquier roedor, es también un mártir de la ciencia.

Degú

Degú

A pesar de que es abundante y por ende no es una especie que este en peligro de extinción, la gran demanda de construcción urbana amenaza su tranquila vida.

Gracias por tu tiempo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s