Mi 11 de Septiembre

Español: Presidente de Chile Salvador Allende ...

Hoy en Chile se celebran los 40 años desde que los militares derrocarón el gobierno demócratico de Salvador Allende .

En un día como hoy bombardearón la moneda, los cañones del Ejército de Chile y los cohetes Sura 3 de dos aviones Hawker Hunter, (de fabricación británica) de la Fuerza Aérea de Chile, quedando el palacio  parcialmente destruido. Este acto marcó la vida de los chilenos para siempre. Chile, que hasta ese entonces se mantenía como una de las democracias más estables en América Latina, entró en una dictadura cívico-militar que se extendió hasta 1990.

Díctadura en que se cometierón sistemáticas violaciones a los derechos humanos, se limitó la libertad de expresión, se suprimieron los partidos políticos y el Congreso Nacional fue disuelto. En el fondo se castro a Chile.

Yo no recuerdo mucho o casi nada de esos momentos. Era muy niña y vivía en el campo  no recuerdo a mis padres comentar sobre el tema, en todo caso,  mis padres son muy reservados, y  si es que comentaban algo no lo harían en frente de los niños. Así que casí nada recuerdo al respecto.

Leves destellos en mi memoria hay de una situación particular. Un día nos encontrabamos jugando con mis hermanos cuando llegó un vehículo militar a mi casa, y vimos que se dirigierón a hablar con mis padres y algo buscaban en las bodegas y galpones. Una nana que teniamos nos llevó a dar un paseo. Luego nos dijo que mi mamá había tenido que salir. Como niños no, nos dimos mucho cuenta de lo que pasaba no, nos dimos cuenta de cuanto tiempo estuvo fuera mi mamá. Sí recuerdo que fuimos a la casa de mi nana y que fue muy divertido. Despues con los años me enteré  que aquella vez que los militares fuerón a mi  casa en el campo, precisamente no fuerón de visita. Si no a tomar detenida a mi mamá y se la llevarón a la  fiscalía militar a Valdivia para interrogarla.  Porque alguien la había denunciado diciendo que ella guardaba armas y que pertenecía a un frente revolucionario.  Cosa que era falso,  mi mamá era una dueña de casa dedicada a su casa y su familia. No se hablo de ese tema hasta muchos años despues mis padres nos contarón, que mi mamá estuvo detenida en más de una ocación , y como pudo probar que las acusaciones eran falsas la dejarón en libertad.

Crecí en díctadura. Recuerdo que en mi escuela solo iban niñas,  en todas partes habían fotografías de los cuatro de la junta militar. Que el día lunes cantabamos el himno nacional, que nos revisaban manos y uñas, que aveces iban del hospital y a todas las niñas nos lavaban el pelo con lindano decían que era para que no tengamos piojos. Usabamos uniforme. En las mañanas pasaba una señora por las salas repartiendo galletas y leche, mis galletas las guardaba en mis bolsillos para regalarsela a un niño que andaba a pata pelada y pegaba su cara en la reja del colegio y nos miraba con la cara llena de mocos, yo me acercaba y le pasaba las galletas atraves de la reja, el nunca dijo nada solo miraba y recibia las galletas. Y la leche se la regalaba a una de mis compañeras que para calentarse las manos usaba una piedra caliente. Todo eso lo hacia a escondidas de la profesora. A veces llegaban cuadernos y lapices solo una vez me regalarón un cuaderno, la profesora decia que mis padres me podían comprar. Cosa que yo encontraba injusto porque sentia que me dejaban fuera del sistema. Pero cuando llegaban  las bolsas de leche en polvo, nos daban 2 a todas yo me sentía feliz porque la profesora no decia que mis padres me podían comprar. Lo unico malo era que pesaban mucho para llevarlas a casa y no entraban en mi pequeño bolso.  Pero descubrí una vía de transporte; como en el sur llueve arto el agua corria río abajo así que ponía las bolsas en la corriente de agua y esta se encargaba de llevarlas. Despues varias de mis compañeras usaban mi transporta bolsas.

17 años duro la díctadura, entre esos 17 años llego la televisión a mi casa, solo algunos programas nos dejaban ver. Nunca noticias.  Temprano nos mandaban acostar. Yo disfrutaba leyendo así que no me afectaba que no me dejarán ver tele tarde. Un día escuche a mis padres y mis tíos conversar de que unos primos de ellos estaban desaparecidos y tenian cara de preocupación.

Una noche sali con una tía y mi padrino fuimos a visitar a unos amigos de ellos. Y converzaban que la cosa estaba complicada. Se nos hizo tarde y los amigos de mi padrino le dijerón que se quede alojar mejor, pero mi padrino dijo que no podía, que andaban conmigo que nada le harían, no entendí  a que se refería.  Pero en el camino nos encontramos con unos militares ellos saludarón y preguntarón porque andavamos tarde, mi padrino les dijo que yo era su ahijadita y que me iba a dejar donde mis padres que me habia quedado a dormir con mis primas, pero que me había puesto a llorar. Entonces ellos me mirarón y dijerón vallan con cuidado. Yo no sabia que, era el toque de queda. Después comprendi de que se trataba.

Me case y salí de la burbuja de mis padres. Lejos en otro lugar ya con olores a democracia,  conocí a unos relegados políticos. Personas que habían sacado de sus lugares de trabajo, alejandolos de sus familias enviandolos a lugares aislados,  tenían la libertad de moverse en el lugar, pero no podían salir de este sin una autorización del gobierno.  Un día llegó a mis manos un libro gordo me sente y no pare de leerlo hasta que termine. Mi mente y mi alma comprendierón lo que significo ese 11 de septiembre 1973. El libro que leí fueron las “Memorias. Testimonio de un Soldado”  del General Carlos Prats Gonzales. Asesinado junto a su esposa en Buenos Aires Argentina. Un 30 de septiembre 1974.

Crecí en dictadura  desconociendo los horrores de esta. Cada vez salen más a la luz los horrendos crimenes cometidos por la díctadura civíco-militar.

Muchas personas en Chile fuerón detenidas pero no corrierón la misma suerte que mi mamá. Hasta los días de hoy sus familias las buscan sin encontrar sus huellas.

Anuncios

2 pensamientos en “Mi 11 de Septiembre

  1. Por ser una gran mujer se me ocurre decirte esto…Gracias por escribir vivencias de tu infancia.
    Si sobrevives, si persistes, canta, sueña, emborráchate un poquitín.
    Es el tiempo del frio: ama, apresúrate.
    El viento de las horas barre las calles, los caminos.
    Los árboles esperan: tú no esperes, éste es el tiempo de vivir, el único.

Gracias por tu tiempo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s