El Anticristo

Muchas veces me encuentro con él, siempre lo veo ordenando sus cosas en la calle o vendiendo algún cachureo.
Dice llamarse “El Anticristo”, se viste de falda, siempre lleva un pañuelo atado en la cabeza, queda la duda si es mujer al ver su alto porte y gruesa contextura, siempre anda empujando un carrito de supermercado lleno de cosas que recolecta en la basura y luego las vende, no sé… si alguien le compra.
Pero lo veo en el “Barrio las Tarrias” con sus cosas muy ordenadas, puestas en el suelo sobre una tela. Algunos dicen que es de familia rica, que se enamoró de una mala mujer y enloqueció. Otros, que era un estudiante de derecho que tanto estudiar perdió la razón. Se tejen muchas historias alrededor de este personaje. Yo no sé nada de él, solo lo veo junto a la calle.
En una ocasión, en una noche de invierno, cuando yo venía regresando a casa en mi bicicleta y estaba esperando que el semáforo me diera luz verde, alguien me dijo cruza con luz roja, los autos tienen que respetar a las bicicletas. Miré quien me decía esa atrocidad y vi a un hombre vestido de mujer con un carro de supermercado. Ya lo habia visto antes, algunos amigos me habían dicho que era loco y violento, así que simulé no escuchar, pero él insistió y me repitió que los autos deben respetar a las bicicletas, porque no contaminan y son una alternativa para descongestionar la ciudad. Me llamó la atención su vocabulario, me pareció prudente agradecerle sus palabras. Así que le di las gracias, pero luego él observó que yo no traía luces y me ofrecio unas. Amablemente le dije que las habia olvidado en casa. Él me dijo que lo encontraba en el paseo Las Tarrias si quería unas luces.
Luego me di cuenta que más que loco era muy astuto. Observó que yo no tenia luces y entonces buscó la forma de llamar mi atención y ofrecerme lo que él considero que yo necesitaba. Pero él Anticristo no sólo vende cosas, si no que también escribe. Hoy me encontré con él y me paso una hojita de papel escrita con una bonita y ordenada letra a mano. Yo le recibí la hoja y le pregunté cuanto costaba. Él me respondió que una donación voluntaria. Le pasé un par de monedas, él me sonrió y me regaló otra hoja más.
El quiere comunicar cosas, decir cosas, las escribe a mano, les saca fotocopias y las vende por un par de monedas a quién las quiera leer.
Lea y disfrute de la escritura de un autor callejero.
anticristo

Anuncios

2 pensamientos en “El Anticristo

  1. ja!, eso es algo interesante pa leer y averiguar sobre lo q pasa en la cabeza del anticristo.. es too un tesoro.. me acorde de una cuestión q dice el Jodorowsky… en lo despreciable se puen encontrar los más grandes tesoros…
    y quien dijo q el anticristo no tiene pito q tocar..

Gracias por tu tiempo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s